Propuesta para vetar los cajeros en salas de juegos

Interior intalaciones Casino Tigre

La proposición para la prohibición de cajeros automáticos dentro o cerca de Casinos y salones de Bingo en la provincia de Santa Fe cobra fuerza en el Parlamento

Los dirigentes gubernamentales argentinos son conscientes de la problemática que supone la instalación de cajeros automáticos u otros expendedores de dinero en las cercanías o interior de instalaciones en el que se participen de juegos de azar de pago.

Esta situación ha sido tratada a nivel no solo como en este caso a nivel regional, sino también a nivel nacional, ya que llega a todas las áreas del país donde existen salas de Casino o Bingo.

Cámara Parlamento Santa Fe

Parlamento de Santa Fe durante una sesión (Foto: 11noticias)

En este caso, la iniciativa parlamentaria ya tuvo diversas voces a su favor en el pasado como las de los diputados de UCR (Unión Cívica radical) Leonardo Simoniello y Santiago Mascheroni entre otras.

Ahora, es el también radical Edgardo Luis Martino, junto con otros militantes del mismo partido como Maris Yaccuzzi, Jorge Antonio Henn y María Victoria Tejeda, quienes han instado a la Corte de Santa Fe de la necesidad de prohibir este tipo de terminales en las cercanías o interiores de los citados centros.

La norma impediría la instalación y la supresión de cualquier cajero automático bancario, expendedores de cash y otros terminales que posibiliten la retirada de dinero en cualquier forma, esto es, cualquier tipo de aparato que posibilite operaciones electrónicas relacionadas con la obtención de crédito para jugar.

El radio de acción se extendería hasta 200 metros de cualquier local de esta índole e incluiría dispensadores que pudieran estar en funcionamiento actualmente y que tendrían que ser removidos del lugar o bien trasladados a un nuevo emplazamiento que respetara la distancia establecida.

La medida tiene como fin último evitar los problemas de ludopatía que afectan a tantas personas y que, al tener fácil acceso a estos cajeros, se les predispone a seguir accediendo un crédito que debería ser usado para cubrir sus necesidades básicas y las de su familia.