Procesados varios mandatarios de salas de Bingo argentinas

Logotipo grupo Midas

La justicia de la nación ha señalado a varios propietarios como responsables de evasión de impuestos por una cantidad que podría llegar a $130 MILL

Ocho dirigentes de cinco Bingos argentinos habrían sido acusados por delitos relacionados por eludir el pago de las tributaciones correspondientes. Las salas implicadas en el proceso judicial serían: Ciudadela, Merlo, Hurlingham y Caseros, todas ellos parte del Grupo Midas y la de Bahía Blanca.

Las personas que aparecen en los documentos procesales de la Justicia Federal de Tres de Febrero como presuntas responsables o coautoras de este delito durante el período de tiempo comprendido entre 2008 y 2013 son las siguientes: Jorge Pereyra (padre e hijo), Sebastián Pereyra, Osvaldo del Caño, Romina del Caño, Rubén Darío Firpo, Juan Carlos Bojanich y Luis D´Agata.

El procedimiento judicial se inició a raíz de la petición de una auditoría del fiscal Paul Starc a Lotería y Casinos. Los documentos relacionados con estas salas de Bingo tardaron en aparecer en el despacho de Starc, pero cuando lo hicieron, las irregularidades se hicieron evidentes.

Sala Bingo Ciudadela

Fachada exterior Bingo Ciudadela (Foto: grupomidas)

El análisis de los documentos por parte de varios inspectores de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) arrojó a la luz el uso de gastos improcedentes al percibirse movimientos de evasión de impuestos por facturación falseada y la presencia de sobrefacturaciones en los negocios con diferentes proveedores.

Las facturas y registros parecían totalmente lícitas, pero no reflejaban el montante real de las operaciones, sino claramente un sobrefacturación. Este hecho generaría un incremento en la deducción en la base imponible del Impuesto a las Ganancias. En resumen, con la manipulación de las facturas se conseguían una serie de reintegros para los Bingos.

Según los datos de la AFIP, presuntamente estas salas habrían dejado de pagar a las arcas públicas una cantidad aproximada de $130 MILL

El principal implicado es el titular del Grupo Midas, Jorge Pereyra. Además de controlar los cuatro Bingos del grupo, el directivo ostenta el cargo de presidente de la Cámara Argentina de Salas de Bingos. A finales de 2015 ya se realizaron varios allanamientos en dependencias de los implicados y se embargó diferente material de importancia para el caso. Según arrojan las investigaciones, los delitos de sobrefacturación se habrían repetido en seis ocasiones entre los años 2008 y 2013.