No habrá subida de impuestos al juego

Logotipo Provincia Buenos Aires

Finalmente no se incrementarán las tasas a las Salas de Juego, Casinos y Bingos en la provincia argentina de Buenos Aires.

Días atrás explotó una noticia que puso en vilo prácticamente a todos los empresarios que se dedican al gremio de los juegos de azar. La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, junto con el ministro de economía y el jefe de gabinete, habían diseñado un plan para elevar los impuestos a las Casas de Juegos, Casinos y Bingos del 12% al 19%

El gobierno bonaerense había decidido a tomar esta medida motivado por la previsión del incremento del gasto público en 2017 y la búsqueda de nuevos ingresos que mejoraran la denostada economía del consistorio. Sirva como ejemplo la primera Ley de Leyes que el partido Cambiemos pretende trasladar al Congreso, que habla de un gasto en obras sociales e infraestructuras para los sectores más necesitados de la población bonaerense de unos US$35.000 MILL

Gobernadora María Eugenia Vidal

María Eugenia Vidal durante un acto del Gobierno

Sin embargo, el informe habría sido un duro golpe para las expectativas de los empresarios que se dedican a la explotación de este tipo de servicios, ya que en ningún caso esperaban un aumento de 7 puntos en los impuestos brutos y que además se quejaron de no haber formado parte en la decisión final.

Algunos de los empresarios advirtieron que esta situación podría tener desastrosas consecuencias para el sector tales como: el aumento del juego ilegal en la provincia y la apertura de centros ilícitos que eviten estos pagos, la reducción de las sucursales con las pérdidas de empleo que eso supondría, etc. En definitiva, el mundo de los juegos de azar afrontaría un panorama excesivamente negativo que podría en peligro el correcto funcionamiento de la estructura sectorial.

En teoría, esta nueva normativa debía formar parte del Presupuesto Provincial para el próximo año aprobado recientemente. Sin embargo, por lo que hemos podido comprobar en el texto, por el momento la idea se habría desechado.

Las desastrosas consecuencias que esta ley podría tener en el sector del juego habrían hecho retroceder al consistorio en su decisión final, que deberá buscar otras fuentes de ingresos o replantearse un incremento más conservador en los impuestos a estos servicios. En definitiva se trata de mantener un equilibrio lógico que beneficie tanto al gobierno provincial como a los Salones de Juego, Bingos y Casinos de la zona.