La gran contribución del juego

Hipódromo Palermo Buenos Aires

Los operadores de juegos de azar Hipódromo de Palermo y Casino Flotante habrán aportado al gobierno de la región porteña al finalizar el año unos $840 millones, el 2% del total de los ingresos de Buenos Aires.

Mauricio Macri, que recién acaba de ganar las elecciones legislativas de 2017 en Argentina con una clara victoria sobre Cristina Kirchner, ya anunció en 2015, cuando se erigía como máximo responsable del gobierno de la capital, que exigiría el pago de impuestos por los ingresos brutos de los casinos y lucharía por el control total sobre la actividad de estos negocios.

Dos años más tarde, los datos que arroja el diario La Nación, parecen darle la razón. De acuerdo con el rotativo, las entidades que se encargan de operar los juegos de azar en Buenos Aires: Hipódromo Argentino de Palermo SA (Hapsa) y Casino Puerto Madero, se encuentran en la lista compuesta por los 30 mayores contribuyentes fiscales.

Dicha cantidad, que incluye un canon mensual, los ingresos brutos y lo obtenido por la moratoria de dichos impuestos, se estima que llegará a superar los $800 millones al finalizar 2017, lo que supondrá un 2% del total de los impuestos que recauda el gobierno regional a lo largo de un año.

A lo anterior habría que añadir además otros $200 millones extra que se añadirían a lo largo de los próximos nueve años como resultado de la resolución judicial con respecto a la mencionada moratoria. Si bien es cierto que se exigía el pago de $300 millones, ambas firmas acabarán pagando en conjunto un total de $2100 millones cuando acabe el plazo establecido.

Esta aportación coloca a la industria del juego como uno de los sectores que más tributa a la administración pública en términos de impuestos, siendo superada únicamente por entidades bancarias y telefónicas y algunas multinacionales de gran trascendencia por sus exportaciones fuera del país.

Casino Flotante Puerto

Imagen del Casino Flotante Puerto Madero (Foto: ideasa)

Hay que recordar además, que antes que se realizara finalmente el traspaso del juego a las provincias, Macri selló un acuerdo por el que el porcentaje de aportación de los casinos de juego se incrementaría un 10%, es decir, pasaría del 20% al 30%. Esto no significará otra cosa más que una mayor recaudación para las arcas públicas.

Asimismo, desde el gobierno regional se informó que, incluso en el caso que no se incrementara el número de visitantes de los casinos en 2018, se aumentaría el volumen de ingresos por la inflación, lo que tendría un impacto positivo en las ganancias públicas:

A esa cifra hay que sumarle para el año que viene, por ejemplo, la meta de inflación del presupuesto. Es un número que en términos nominales varía, pero en reales se mantiene constante.

Por otro lado, cabe resaltar que el Hipódromo de Palermo no solo contribuye en términos económicos al bienestar de los ciudadanos de la capital, sino que les ofrece muchas actividades para su entretención. Sin contar las tragamonedas y el turf, el negocio invita a los visitantes a disfrutar de eventos como: ferias gastronómicas, desfiles, recitales y muestras de arte.

Tampoco debemos olvidar los conciertos musicales que han ido teniendo lugar y los que tendrán en un futuro, con artistas y grupos de la talla de: Sting, Maroon 5, Katy Perry, Calamaro o Deep Purple.

Por último, conviene resaltar la contribución del Casino Flotante Puerto Madero al país, más allá de las grandes sumas de dinero que la marca aporta al estado en forma de gravámenes. En su Poker Room, miles de jugadores han disfrutado ya de los excelentes y competitivos torneos Madero Poker. Muy populares entre los usuarios del circuito mundial, cada semana atraen apostantes de todas las regiones de Argentina y Latinoamérica a demostrar sus habilidades.