¿Dimisión o expulsión?

Exterior Casino Tigre

El director del Casino de Tigre, Juan Domingo Salvatierra, dimite de su cargo alegando motivos personales aunque se sospecha que pueda haber una denuncia detrás de todo

La noticia saltó hace pocos días y fue una sorpresa tanto para el personal que trabaja a las órdenes de Salvatierra como para los responsables del IPLyC (Instituto Provincial de Loterías y Casinos) de Buenos Aires.

Salvatierra, nacido en Ingeniero Maschwitz y de cuarenta años de edad, comenzó a desempeñar su cargo como director de la compañía a principio de 2016 bajo el mandato de un viejo conocido: Melitón López. Anteriormente habría ejercido como profesor de historia. Con su llegada a la sala de juegos, dejó claro sus pretensiones: dar voz y voto a los empleados en los proyectos relacionados con el centro y crear un ambiente de disfrute para los usuarios de las instalaciones para que siempre deseen volver.

Interior intalaciones Casino Tigre

Interior instalaciones Casino Tigre (Foto: viajeros)

En relación a la noticia, portavoces de la entidad notificaron a los medios de comunicación la renuncia del ya ex presidente de Casinos Zona II alegando motivos personales que no fueron concretados, por lo que la petición fue aceptada sin ningún tipo de impedimento por los gestores.

Sin embargo, se ha comentado que el motivo real de la dimisión sería consecuencia de varias denuncias anónimas que indican que el pasado de Salvatierra estaría relacionado con ideales neonazis.

Para entender la situación tenemos que volver varios años atrás en el tiempo, cuando el ex dirigente formaba parte de un grupo punk-rock llamado Oxizakre. Al parecer, las letras de las canciones de la banda reflejaban el inconformismo de los componentes, usando un vocabulario poco adecuado y mostrando una ideología antisistema. Estos hechos parecen haber sido el detonante de todo, ya que habría personas en desacuerdo con que alguien como Salvatierra, con una ideología de tal naturaleza, ocupara un cargo de este tipo.