Continúa la clausura de Casinos

Clausuran salones juego Tunuyán y Tupungato

La fecha límite finalmente llegó y desde ayer los Casinos argentinos de Tunuyán y Tupungato cerraron definitivamente sus puertas. La sala de juegos de San Rafael también podría tener los días contados.

Lo anunciamos a principio de mes y desde el pasado lunes 24 los anexos del Casino de Mendoza echaron el cierre definitivo a sus instalaciones. Una decisión tomada por Alfredo Cornejo, gobernador de la provincia de Mendoza, como parte de su plan para impulsar el comercio del Valle del Uco.

En este marco, Andrés Lombardi, gerente general del Instituto de Juegos y Casinos afirmo, una vez, que no se tratan de medidas con un trasfondo para beneficiar al sector privado. El mandatario del IPJyG  justifica la iniciativa como un modo de combatir problemas como la ludopatía que afectan directamente a esta región argentina. Lombardi aseveró:

andrés lombardi IPJyG

Andrés Lombardi, gerente del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (Foto: Universidad)

Los Casinos le hicieron mucho daño a las economías y al consumo en estas ciudades de Mendoza. Anualmente se escurrían $100 millones a los casinos de la región, que solo tenían máquinas tragamonedas. Queremos que ese dinero no termine en una sala de juego, sino en la economía, en el consumo de los habitantes, el comercio y la producción del Valle de Uco”

Y las decisiones no se van a quedar ahí. Además de los seis salones de juegos que han perdido sus licencias en los últimos meses, hay más casinos que están a punto de perder sus permisos. Se reduce así drásticamente el número de slots que operan en la argentina.

Lombardi lo quiso explicar de esta forma:

En agosto habíamos cerrado los anexos de Uspallata (Las Heras) y Eugenio Bustos (San Carlos). En enero se cerró el de La Consulta (San Carlos) y ahora es el turno de los de Tunuyán y Tupungato. Dentro de dos años también será cerrado el de San Rafael”

San Rafael será en próximo en caer, y todos los vaticinios indican que  las salas de juego de San Martín, Rivadavia, General Alvear, Malargüe y la casa central, ubicada en Godoy Cruz tampoco renovarán sus licencias. Pero no son los únicos. Según otras fuentes, el Instituto de Juegos y Casinos, tiene como objetivo cerrar la sala de Emilio Civit entre Barcala y Mitre. Aunque aún no se han podido confirmar que esas medidas se vayan a llevar a cabo, en el caso de llegar a producirse estos casinos  tendrán algo más de margen.

La sala de Civit  tiene contrato hasta 2019 y los contratos de los otros casinos  finalizarán entre 2020 y 2021. Por tanto su porvenir quedará en manos del próximo gobierno, que será el encargado de decidir si continúan operando o si, por el contrario, correrán la misma suerte que sus compañeros de sector.

Estas iniciativas dejan al Valle del Uco y al departamento de Mendoza  con solo un casino privado que opera en el hotel Fuente Mayor. De cumplirse las demás propuestas, el departamento de San Rafael también quedaría sólo con el casino privado que funciona en el hotel Tower. Sin duda un duro golpe para el sector del gambling y para los jugadores de estos dos departamentos argentinos.