Buenos Aires controlará el juego

Traspaso juego a Buenos Aires

El gobierno de la capital de Argentina cuenta ya con la potestad de gestionar los juegos de azar y las salas de apuestas que operan en la ciudad. La iniciativa, que ha sido promovida por el presidente Mauricio Macri, se hizo oficial a través de la publicación del Boletín Oficial de la Nación donde se ratifica el acuerdo de traspaso de competencias.

Se cierra el círculo. La capital porteña tendrá los derechos de gestión de sus centros de apuestas. De acuerdo con el dictamen, se estima que en un plazo no superior a seis meses el ayuntamiento de la ciudad de Buenos Aires tendrá la capacidad de manejar el Hipódromo, el Casino Puerto Madero y las agencias de quiniela.

Aunque se determinó un plazo de siete meses para el completo traspaso de competencias se espera que el proceso sea más corto y que este empiece a operar antes de junio de este año.

Una vez que la administración bonaerense se haga cargo de la industria del gambling en su ciudad, se cree que podrán llegar a percibir unos $2.000 millones de pesos al año en forma de gravámenes. De dicha cantidad, el 70% tendrá que ser empleado en políticas de vivienda y el restante, un 30%, deberá dedicarse a uno de los juegos de azar más populares dente la población, la Lotería de la Ciudad.

Asimismo, la administración pública de la capital cobrará cerca de $850 millones de pesos, retenidos por Lotería nacional durante el pasado año.

Esta nueva ordenanza viene precedida por una anterior también firmada por el presidente Macri en 2016. Tal decreto, el Nº743, ya otorgaba a la ciudad de Buenos Aires poder sobre el gremio del juego y azar y que, además, fundó una comisión con el fin de fijar el método y modo en el traspaso de poderes iba a realizarse.

La línea de actuación llevada a cabo por dicha comisión concluyó con un Acuerdo de Asunción de Competencia Traspaso del Juego entre la Lotería Nacional y el Instituto de Juegos de Buenos Aires. Se fijaron así los plazos para la cesión de dominio sobre el Hipódromo de Palermo, los casinos flotantes de Puerto Madero y las más de 1.200 agencias de quiniela que operan en la capital argentina.

Además, la comisión designada para la instauración del decreto ley acordó crear un comité ejecutivo con delegados de ambas partes: uno que represente a Lotería y otro al Instituto de Juegos. Los dos representantes tienen el cometido de determinar los detalles del procese en un plazo máximo de 30 días. Una vez definidos los pormenores, la Lotería de la Ciudad y el Hipódromo cuentan con un periodo de dos meses para formalizar el acuerdo; las agencias de quiniela dispondrán de un intervalo de 120 días y el vencimiento para asociarse de los barcos casino será de 7 semanas.

Horacio Rodríguez Larreta Jefe de Gobierno

Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno (Foto: mercadoytransparencia)

Pese a que los plazos suponen un conjunto de siete meses, la intención de las partes interesadas es que el traspaso de poderes entre en vigor en el primer semestre del año. Por lo pronto, el decreto entre la Lotería Nacional y el Instituto de Juego ya ha salido a la luz y el contenido es visible para todos. Este convenio ya fue corroborado por la Legislatura de la capital argentina en diciembre de 2016. Además, el poder Legislativo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires creó la reciente Lotería de la Ciudad que sustituirá al Instituto de Juegos porteño.

Con respecto a esto, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno local desde 2015 tramitó frente a la Legislatura un plan para deshacer dicho Instituto.  Larreta declaró lo siguiente:

Vaticino que el Ejecutivo adoptará las medidas necesarias para proceder a la liquidación del ente.

Finalmente, el gobierno de la nación acordó el aumento del canon del Estado sobre los casinos flotantes pasando de un 20 a un 30%. Hasta la fecha, las casas de apuestas se beneficiaban de una posición privilegiada en cuanto a gravámenes, ya que por ejemplo, el Hipódromo de Palermo tiene que sufragar la tasa del 30% además de un 5% de impuestos por actividad hípica. Sin embargo, los casinos online no son citados en dicho acuerdo ya que se rigen por un código distinto.